Marco Legal del Centro

Pakistan

En lo referente a Pakistan reproduzco el excelente trabajo de Esteban, cuyo tema se encuentra en el Foro de Intelgiencia, Espionaje y Servicios Secretos de esta Web:

Hoy día hablamos mucho del ISI y su papel en relación a al Qaeda y el movimiento taliban. Voy a intentar explicar un poco el panorama de la inteligencia paquistaní.

DESCRIPCION DE LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA EN PAKISTAN

En la comunidad de inteligencia paquistaní encontramos dos grandes servicios de inteligencia (uno militar y otro civil-policial), una policía federal con amplias competencias en materia de información. y un servicio de información militar que
también aportan datos de alto valor para la elaboración de la Inteligencia .

•DIRECTORIO PARA LA INTELIGENCIA INTER SERVICIOS (ISI)

Es sin duda la agencia más poderosa en Pakistán. Consta de unos 25.000 agentes, sin contar los colaboradores. Estos agentes proceden de fuerzas armadas, paramilitares, funcionarios, y raramente civiles. El director general es un Teniente General en activo, nombrado a propuesta del Jefe de las Fuerzas Armadas. El nombramiento del director del ISI ha sido un tema sensible en varias ocasiones, hasta el punto de provocar graves crisis cuando se ha hecho sin consenso del Jefe de las Fuerzas Armadas. Si bien sus informes llegan al Primer Ministro, todas las fuentes apuntan a que la cúpula militar es la que ejerce el control efectivo de esta agencia.

Apoyando al director general se encuentran tres subdirectores (político, de exteriores y de administración, ver . El ISI consta de siete secciones, encargadas de diversas áreas (sección X, sección B, Contra Inteligencia, Norte, Miscelánea, Comunicaciones y Técnica) , una Sección Especial para el adiestramiento en materia de Inteligencia y para gestionar el enlace con el exterior, y dos departamentos independientes: el primero especializado en guerra NBQR, y el segundo en explosivos.

Los admitidos a presentarse como candidatos a agente pasan un curso en la Escuela de Inteligencia del ISI tras lo cual, si son civiles, continúan con unas prácticas de un año, y si son militares, pasan a los servicios o unidades de inteligencia de los ejércitos, a la espera de ser reclamados por el ISI. Para empleos igual o superior a comandante, se permite un máximo de tres años en el ISI.

A la hora de llevar a cabo operaciones encubiertas en el extranjero, el ISI cuenta con el apoyo del Grupo de Servicios Especiales (SSG) del Ejército, unidad de operaciones especiales altamente entrenada y capacitada. Precisamente los primeros empleos de Musharraf como joven oficial del Ejército paquistaní tuvieron lugar en esta unidad. Al mismo tiempo, diversos informes de prensa relacionaban a veteranos del SSG con el adiestramiento de las milicias talibán.

Imagen

•BURÓ DE INTELIGENCIA (IB)

Agencia en su origen policial, que nace de la división de los antiguos servicios de la administración británica. En los primeros años de independencia, esta agencia se encargaba de la inteligencia interior, la vigilancia de disidentes y de activistas políticos. Sin embargo, perdió influencia tras la primera guerra indo-pakistaní. Durante la disputa que se ha dado a lo largo de la reciente historia de Pakistán por la información, el IB ha sido visto por los partidos políticos mayoritarios como una herramienta útil para contrarrestar el poder del ISI. Sin embargo, no parece que estos esfuerzos llegaran a debilitar al ISI. El director general del IB suele ser un funcionario de alto nivel, y si bien al principio pertenecía a la policía, a raíz de los distintos golpes militares, también ha
desempeñado este cargo personal perteneciente a las Fuerzas Armadas.

Aunque está encuadrado orgánicamente en el Ministerio del Interior, su director general informa y despacha con el Primer Ministro.

•INTELIGENCIA MILITAR (MI)

Agrupa las divisiones de Inteligencia del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, y su objetivo es principalmente la inteligencia de interés táctico y militar dentro de los objetivos de cada uno de los servicios. A efectos prácticos está subordinada al ISI. Su papel durante las guerras indo pakistaníes fue decepcionante. Mantiene las llamadas Unidades de Inteligencia de Campo, desplegadas en las zonas fronterizas con la Cachemira bajo control de la India. Sin embargo, en época de tensiones y de lucha por el control del ISI, el estamento militar ha utilizado la Inteligencia Militar como back up donde desplazar aquellas operaciones y recursos a las que no se quería renunciar. Los miembros de la MI pasan el curso del ISI que se imparte en su Escuela de Inteligencia.

•AGENCIA FEDERAL DE INVESTIGACION (FIA)

Es una poderosa organización policial, de reciente creación (1975) y que progresivamente ha ido asumiendo más cometidos y desarrollado mejores sistemas de adquisición de información. En los últimos años le han sido conferidas competencias en materia de contraterrorismo y control de identificación y de inmigración, así como en el campo de los delitos monetarios, informáticos y de crimen organizado, por lo cual ha conseguido hacerse con una gran base de datos.

Su director general es un policía de alto rango que depende del Ministro del Interior. Cuenta con un gabinete donde se encuentra un ayudante y una sección de relaciones institucionales donde se encuadra el Buró Central Nacional (NCB2)

Al igual que el ISI, las relaciones exteriores, y en este caso en enlace con la INTERPOL, se localizan en una sección de alto nivel, muy próxima al director general.

Cuenta con tres subdirectores generales (Inmigración, Administración y División Criminal), y seis directores (PISCES3, Inmigración, Administración, Asesoramiento Legal, Tecnología y crimen, y Grupo Especial de Investigación).

En el marco de la lucha contra la inmigración ilegal, depende de la FIA la Unidad de Lucha contra el Tráfico de personas (ATU), de modo que su actividad ha permitido mejorar la seguridad y la información en este campo.

FUNCIONES Y CONTROL

Si bien en un principio los campos de actuación de los diferentes servicios estaban más o menos definidos, tras la dictadura del general Ayub Khan parece que las misiones y cometidos a menudo se superponen por lo que no es de extrañar que la lucha por la información haya tenido sus consecuencias en el plano político.

El modelo de control durante los periodos democráticos ha sido gubernamental bajo, manteniéndose la inteligencia militar (ISI e MI) bajo la dirección de la cúpula militar, antes que bajo los gobiernos elegidos en las urnas.

En julio de 2003 se activa el Grupo de Investigación Especial (SIG) de la FIA, encargado de la investigación y la persecución del terrorismo y los delitos monetarios, al amparo del Acta antiterrorista de 1997. Por su parte, el ISI ha potenciado desde 2001 el llamado Centro Antiterrorista (CTC), el cual pasó, de tener unas decenas de agentes, a alcanzar la cifra de más de 400. Tiene una amplia base de datos referente a terroristas de Al Qaeda, de los cuales ha interrogado a más de 500 (mediados de 2006).

Aparecen los sistemas de registro e intercambio de datos: Sistema de Evaluación y Cotejo de Identificación Personal Segura, PISCES, dependiente de la FIA, teóricamente empleado para el control de movimiento e identificación de personas en puertos, aeropuertos y fronteras; la STAR, que es la base de datos del IB, y la propia base de datos del CTC. Todas ellas convergen en un sistema común para facilitar el intercambio de información y mejorar así la capacidad de lucha contra el terrorismo y el crimen organizado.

El sistema PISCES se basa en un software que puede llevar a cabo cotejos en tiempo real de fotografías u otros identificadores con distintas bases de datos, entre ellas la del FBI, lo que permitirá reconstruir los movimientos de sospechosos de pertenencia a grupos radicales. Se ha montado en 18 de los mayores puntos de entrada y salida de Pakistán.

En marzo de 2003 los EE.UU. financiaron con 10 millones de dólares la creación de la Base de Datos de Información Criminal (CID), cuyo objetivo es lograr un sistema de registro de huellas digitales similar al que tiene el FBI. A este servicio acceden otras agencias policiales (LEAs, Law-Enforcement Agencies), que a su vez recaban información gracias a sus divisiones de información que operan en las calles.

En 2004 se aprobado la creación del llamado Consejo Nacional de Seguridad, que se puede constituir en una Célula Nacional de Control de Crisis (NCMC). Esta iniciativa aumenta los poderes de la Presidencia y aparentemente trata de mejorar la coordinación inter-agencias.