Colaboraciones

La Ultima Herramienta de la CIA: El Open Source Center

LA ULTIMA "HERRAMIENTA" DE LA CIA: EL OSC

Por Enrique Martínez Codó

El OSC: Open Source Center = Centro de Explotación de las Fuentes Abiertas de Inteligencia, es la más reciente creación de la Comunidad de Inteligencia de los Estados Unidos, y se ocupa del análisis de las fuentes de informaciones públicas o abiertas, que según los especialistas aportan del 85 al 90 por ciento de las informaciones que son aprovechadas para transformarlas –previo tratamiento especial- en la Inteligencia que se utiliza pata guiar a los gobiernos o mandos militares

La tremenda debacle ocasionada por el implacable atentado del 11 de setiembre de año 2001 sobre el World Trade Center de Nueva York que derrumbó las famosas "Torres Gemelas" causando miles de muertos, desató en Estados Unidos una pública y encarnizada ola de reproches y denuncias contra el gobierno -muy especialmente- enfocando sus ataques sobre, su Comunidad de Inteligencia, haciendo puntería sobre la eficacia y funcionamiento del organismo que lideraba a la misma desde su creación en 1947: la CIA (Agencia Central de Inteligencia), cuyo director era a la vez el Director de Inteligencia de toda la Comunidad integrada por 13 organismos distintos de Inteligencia.
A tal punto alcanzaron los reproches que se impuso la necesidad de reformar y actualizar toda la actividad de Inteligencia de Estados Unidos y adoptar cuantas medidas fueran necesarias para lograr evitar una nueva sorpresa táctica y estratégica como la pasada, a manos del terrorismo islámico.
La revisión de todo el sistema de Inteligencia norteamericano fue traumático. Hubo renuncias y cambios de personajes, apelaciones en el Congreso Nacional, se escucharon muchas opiniones, hasta que finalmente, luego de la detenida y reñida investigación llevada a cabo por una Comisión especial parlamentaria, arribó en el 2004 a las recomendaciones "9/11 Recommendation Implementation Act" y sobre todo a la "Nacional Security Intelligence Improvement Acto f 2004" que reformaron muchas disposiciones y funciones y crearon nuevos organismos especializados en la Comunidad de Inteligencia.

Entre esas modificaciones y creaciones podemos señalar, entre las más importantes:

- La creación del cargo y del organismo que pasaría a ejercer la supervisión y coordinación general de toda la Comunidad, incluso a la misma CIA. Dicho organismo, "madre" de toda la actividad, es ahora la Dirección Nacional de Inteligencia (NID: National Intelligence Director/Direction). Para apoyo de la misma se crearon también el Consejo Nacional de Inteligencia (NIC: Nacional Intelligence Council) y dos oficinas: una Tecnológica y otra de Contrainteligencia.
- Se creó el Centro Nacional de Contraterrorismo (NCTC:Nacional Counter Terrorism Center).
- La Oficina de Protección de las Libertades Cívicas (CLPO: Civic Liberties Protection Office).
- El Centro Nacional de Traducciones (NVTC: NationL virtual Translation Center).
- El Departamento de Seguridad Interior (DHS: Department of Homeland Security).
- El Servicio Nacional de Operaciones Clandestinas (NCS: Nacional Clandestine Service), y
- El Centro de Fuentes Abiertas (OSC: Open Source Center).

Cabe destacar que los dos últimos organismos citados en esta importantísima lista: el NCS y el OSC, funcionan dentro del organigrama y dependencia de la CIA, y que el último de ellos -el OSC- constituye un organismo verdaderamente novedoso, con grandes proyecciones para un futuro auspicioso, tanto para la actividad de aquélla, como para el resto de la misma Comunidad de Inteligencia norteamericana.

UN LENTO PROCESO

Ya durante la primera Guerra Mundial empezó a valorarse la importancia de las fuentes abiertas de inteligencia, consideradas entonces como una forma especial de "explotación de prensa" para detectar alguna noticia "imprudente" o un desliz involuntario de algún dato de interés relacionado con las posibilidades bélicas, industriales o comerciales de las naciones potencialmente adversarias. Asimismo, se empezó a buscar en la prensa impresa indicios de la actividad del espionaje enemigo, que recurría a ese método para transmitir disimuladamente información propia de su actividad clandestina.
Pero, con el advenimiento y desarrollo de las radiocomunicaciones, se abrió el horizonte y esas oportunidades del espionaje aumentaron y pasaron a ser consideradas como una magnífica oportunidad para su trabajo. Asimismo, sirvió para enterarse de hechos, circunstancias, relatos, estudios y estadísticas publicados, no solo en la prensa, sino en todo el material impreso editado (libros, folletos, ensayos, etc).
De esta manera las "explotaciones de prensa" se emparentaron rápidamente con la actividad de la HUMINT (Inteligencia de origen humano) y entonces apareció el concepto de la "HUMINT Abierta", o Inteligencia de las Fuentes Abiertas", que dio paso al largo camino que condujo al actual OSC.

ALGUNOS EJEMPLOS HISTÓRICOS

Como dijimos, prácticamente fue en la I. Guerra mundial que se "descubrió" el valor de las fuentes abiertas; una vez más, las fuentes a las que todos pueden acceder.
En el Capítulo VII titulado "Era necesaria la censura", que integra el contenido del libro "El espionaje alemán y el Contraespionaje durante la Guerra Mundial", escrito por Fritz Reegels, menciona: "Un buen día el contraespionaje comprobó que la prensa médica era una fuente inaudita reinformaciones para el espionaje enemigo, estableciendo el mismo hecho para ciertas revistas científicas y técnicas consagradas sobre todo a la química. El servicio de informaciones inglés había encontrado en las publicaciones médicas (alemanas) informaciones absolutamente seguras y probatorias sobre los diferentes efectos del bloqueo por hambre..."
Otro ejemplo de una buena orientación de la "explotación de prensa" en aquella guerra. El (entonces) capitán Ferdinanad Tuohy en su libro "El Servicio de Informaciones" da cuenta de las siguientes palabras de un agente británico: "Una parte y muy importante de nuestras tareas se relacionaba con las listas de bajas alemanas. Como usted sabe, el análisis de dichas listas y la determinación de los hombres que morían o eran heridos y de los suboficiales del Ejército o Distritos a los que pertenecían, etc., nos fueron muy útiles en la tarea de seguir el crecimiento del ejército enemigo; pero en 1915 los alemanes se dieron cuenta de lo que sucedía y dejaron de hacer esas publicaciones en los diarios..."
Asimismo, Tuohy narra en su libro el trabajo que tenían al analizar todos los avisos –comerciales y particulares- publicados en la prensa británica cuyo destino aparente estaba dirigido a países o empresas holandesas, a fin de detectar mensajes sospechosos aparentemente "inocentes" pero bien analizados demostraban ser una forma de transmisión de informaciones, sobre todo aquellas que hacían mención el activo movimiento portuario, que muchas veces se referían a la partida de efectivos militares hacia las colonias u otros teatros de operaciones de ultramar.
Y no nos olvidemos de lo que han narrado en 1940 algunos periodistas sobre la utilización de las fuentes abiertas por las puntas de lanza blindadas su famosa "Bliztkrieg" que horadaron el frente francés por la región de Las Ardenas, que utilizaban como cartografía, copias de las renombradas "Guías Michelin", una fuente de informaciones bien abierta que contenía detallados datos de la red caminera francesa, con indicación de hoteles, paradores, casas de comida, puestos de correos, estaciones de servicios y de venta de combustibles; en fin, todos esos datos que resultan tan útiles y necesarios para orientar al turismo... y también son necesarios para un avance blindado..

Seguramente estos recuerdos, que de ninguna manera agotan el tema, estarán vivos entre los especialistas actuales que operan en el OSC y harán meditar a mas de uno sobre las razones del siguiente tema:

¿INFORMACION O INTELIGENCIA?

En la literatura técnica de los temas de Inteligencia hay numerosos enfoques interesantes, que evidencian la existencia de una gran diversidad de puntos de vista para los distintos ítems que involucran a dicha actividad; pero hay uno que aún está un poco turbio, o sea que, existen muchas opiniones sobre las cuales nos interesan hoy presentar una opinión más: ¿Qué diferencia existe entre "Información" e "Inteligencia"? ¿Son sinónimos? O ¿Existen diferencias entre las mismas y cuáles son ellas?
Para comprender mejor el problema vamos a recurrir a un símil. ¿Qué diferencia existe entre un tronco de árbol y una mesa de madera?
Todos sabemos que la materia prima -en este caso- es la misma: la madera. ¡Chocolate por la noticia! Y también sabemos que si bien son de la misma materia existe una diferencia: el trabajo artesanal del carpintero –o ebanista- que le dio la forma debida a ese tronco informe de árbol; lo cortó, lo cepilló, lo armó, lo lustró y lo ofreció a la venta.
Bueno, se dirá, el tronco de árbol es lo básico, si se lo elabora con arte y gusto, puede transformarse en un hermoso y útil mueble para el hogar. Con la información pasa lo mismo. La información es lo básico en la labor de Inteligencia; porque si la misma es sometida a un proceso de selección, análisis, ponderación, integración, verificación de su credibilidad y de relación con otros temas afines, la información puede cobrar un nuevo y creciente interés por su contenido; se ha transformado en una información de Inteligen- cia, o simplemente en una Inteligencia propiamente dicha; en nuevo producto de utilidad mayor para los fines específicos del conductor, ya sea éste militar o civil, que la utilizará para alcanzar o por lo menos mantener las metas propuestas. Militarmente, la Inteligencia sirve para lograr la sorpresa –táctica o estratégica- así como para evitar recíprocamente, las sorpresas que intente llevar a cabo el oponente.
Un servicio de Informaciones es un organismo recolector de las mismas; las busca en fuentes abiertas que están a su alcance –pero no a disposición de todos- y las ofrece para su ponderación. Un servicio de Inteligencia, en cambio, realiza una tarea de análisis de la información obtenida para extraer conclusiones válidas y orientadoras para la mejor conducción de un país o de un Estado Mayor militar; en este caso, para que dicho Estado Mayor evite las sorpresas tácticas o estratégicas y sorprenda e imponga su voluntad al adversario.
Nótese, de paso, que este aspecto el proceso de la información es tan válido para el militar como para las organizaciones corporativas que, dicho sea de paso, han adaptado mucha experiencia militar a sus procesos comerciales; concretamente, en los distintos aspectos del llamado mercadeo, análisis del mercado, o "marketing".
Generalmente se acepta que la Inteligencia se alimenta en un 90 % de informaciones públicas, u originadas en fuentes abiertas, mientras que sólo un 10 % procede de fuentes cubiertas o clandestinas; de otras maneras, del espionaje –ya sea humano, científico o electrónico-, del descriptamiento de informes cifrados o codificados, etc.
Entonces, se preguntará alguno: ¿un Servicio de Informaciones es muy parecido a un periódico? Sí, a veces, si el periódico se limita a registrar sólo noticias del quehacer diario; de lo que cotidianamente pasa en el mundo, de simples noticias, de comentarios banales, de actos deportivos, programas de cine, entretenimientos y programas de TV "pasatistas", lúdicos; actos sociales, etc. Cuando un periódico inserta opiniones de profesionales de las distintas ramas del saber, ya se transforma en un principio de fuente de información y cuando esta opinión refleja algo más que una noticia o una simple crónica, decididamente se constituye en una fuente de interés y evaluación para el trabajo de un Servicio de Inteligencia.
Por eso los comentarios publicados, que representan una opinión ponderable de carácter político, científico, comercial... o de interés para la Defensa Nacional, siempre son buscados, ya sea en los periódicos, libros, monografías, programas de radio y TV, Internet, conferencias y debates públicos. Todo esto es objeto de la atención de los Servicios de Inteligencia y tiene un nombre: OSINT, sigla que en inglés significa Open Source Intelligence, que en castellano significa Inteligencia de Fuentes Abiertas y que podríamos traducirla en forma de sigla como INTFA (término aún no aceptado). Tener siempre presente que el prefijo o sufijo INT, en una palabra compuesta, indica la existencia de un trabajo propio de la actividad de Inteligencia y no de simple información.

UN INTERROGANTE ACUCIANTE

El interrogante que surgió entonces fue ¿por qué si las fuentes son públicas, abiertas o de uso común, interviene la Inteligencia? Sencillamente porque la obtención de las informaciones u opiniones provenientes de fuentes abiertas debe ser objeto de un proceso bien organizado y eficaz, para buscar, ubicar, seleccionar y transmitir esas informaciones. Por eso los norteamericanos la denominan –como ya dijimos- OSINT, o sea Inteligencia de Fuentes Abiertas. Y que no sólo se obtiene ahora por medios humanos, sino que también se logra por medios de la SIGINT (Inteligencia de señales electromagnéticas) que graban y registran textos, diálogos e imágenes que luego pueden ser reproducidas y consultadas (sistemas de CD y DVD) y todas las variadas posibilidades que permite la Internet.
¿Esta información es pública, libre y está a disposición de cualquier interesado? Sí
pero hay que saber dónde ir a buscarla, quiénes son sus autores, cómo buscarla y cómo proceder para no despertar suspicacias y revelar el propio esfuerzo de búsqueda. Una simple suscripción a un diario o una revista de interés puede hacerse efectiva mediante un inocente pedido simple sin revelar otras segundas y reales intereses.
Lo mismo sucede con los libros; previamente debe conocerse y ponderar el tema de la obra y dónde conseguirla; eso exige un conocimiento previo del autor o los autores y la temática general de la firma editora. Debe existir siempre un interés temático debidamente analizado y ponderado. Esto también es válido para ciertos programas de radio y TV, con la diferencia que los mismos pueden ser grabados a distancia y en forma discreta, sin mayores dificultes.
Pero otra cosa ocurre cuando se trata de la "explotación" de la Internet, debido a la cantidad de trabajos y opiniones que se cursan en el espacio electromagnético; a todo lo cual hay que sumar las correspondientes traducciones, que deben estar a cargo de personal con los debidos conocimientos científicos y técnicos para lograr un trabajo serio y confiable.
Con respecto a ciertos programas de radio y TV, existen hoy día equipos tecnológicos debidamente concebidos para reaccionar ante la aparición de una serie de palabras o términos "claves", que al registrar las mismas descargan inmediatamente la copia o registro del programa. Algo parecido a lo revelado hace ya unos cuantos años en oportunidad de hacerse públicas las actividades del programa UKUSA/ECHELON, aquellas operaciones en las cuales intervenían Estados Unidos y el Reino Unido para "espiar" todas las comunicaciones del tráfico electromagnético internacional.
Otro antecedente de este tipo de procedimientos, que estuvo a punto de entrar en servicio fue el proyecto o programa llamado TIA (Total Information Awareness) o simplemente Conocimiento Total de la Información, que debía ser dirigido por el Contalmirante (R) de la armada norteamericana John Poindexter, que levantó tantas quejas en oportunidad de su promoción, que finalmente nunca logró tener una existencia real, aunque los estudios de su puesta en práctica fueron serios. El TIA hubiera sido un banco de datos globales destinado a "filtrar" todo tipo de medio de comunicación social para detectar terroristas, pero fue tildado de "amenaza contra la privacidad" del pueblo norteamericano y por ello suspendido. La pregunta que surgió entonces fue: ¿Resurgirá ahora esa idea con otra sigla y empleo más amplio?

¿UNA NUEVA AGENCIA?

El hecho de que hace poco –el 13 de octubre del 2005 para ser más exactos- se creara el NCS, Servicio de Operaciones Clandestinas, hacía pensar claramente que la actividad de la Inteligencia norteamericana se encontraba en pleno debate y que se estaba gestando un nuevo organismo para que se encargara de explotar las fuentes abiertas y se adecuara a las nuevas exigencias de los tiempos; por ello, ciertos analistas sostenían que la eventual creación –dentro de la CIA o no- proporcionaría una mayor capacidad y flexibilidad a la reunión de inteligencia de fuentes abiertas (OSINT).

CARACTERISTICAS DE LAS FUENTES ABIERTAS

Las características fundamentales de la OSINT son, entre otras, las siguientes:

La velocidad: los medios de comunicación social son muy sensibles y propensos a rivalizar entre sí para ofrecer "primicias" u opiniones novedosas que causan impacto en los públicos. Esa particularidad es aprovechada por los expertos en OSINT para explotar esa rivalidad y extraer informaciones fácilmente verificables y confirmadas por distintos medios entre ellos la misma prensa que emite dichos comentarios. Se agiliza así el proceso de la Inteligencia.

La Cantidad: Es asombrosa la cantidad de información que circula por las fuentes abiertas, lo que verdaderamente exige un sostenido esfuerzo para seguir el hilo de una información a través de dichos medios de comunicación social.

La Calidad: La naturaleza de las informaciones extraídas de la explotación de la OSINT señala muy a menudo una gran calidad cuando las noticias o comentarios provienen de profesionales destacados y conocidos por su trayectoria profesional, lo que se aprecia en la confiabilidad asignada a dichos autores.

El Empleo fácil: Salvo los eventuales problemas de traducción el empleo de la INTFA resulta fácil de comprobar la velocidad y rápida comparación de las informaciones obtenidas por las fuentes cubiertas.

El Bajo costo: Por regla general los organismos de OSINT resultan mucho más económicos que los organismos clandestinos o de fuentes cubiertas, así como los costosos mecanismos tecnológicos empleados por la SIGINT (Inteligencia de señales), IMINT (Inteligencia de Imágenes), TECHINT (Inteligencia Tecnológica) y todo otro tipo de Inteligencia que emplee medios como la ELINT (Inteligencia Electrónica), EOINT, (Inteligencia Electro-Óptica), IRINT (Inteligencia Infrarroja), OPINT (Inteligencia Optica), RADINT (Inteligencia de Radar), TELINT (Inteligencia de Telemetría), etc.
En este último sentido, una estimación relativamente reciente refleja que la Inteligencia obtenida mediante fuentes cubiertas, técnica y científicas requerían el 60 % o más del presupuesto global asignado a la Comunidad de Inteligencia norteamericana, mientras que sólo el 10 ó el 15 % de ese presupuesto, es asignado a la OSINT, y lograba entre el 80 al 90 % de las informaciones e inteligencia verdaderamente útiles. Algo para pensar y sacar conclusiones a la hora de analizar las inversiones a realizaren un sector tan importante como la Inteligencia.

RESUMIENDO

La Inteligencia de Fuentes Abiertas no es tan "abierta" como la gente puede llegar a creer –y algunos sostienen-, hay que saber qué se quiere encontrar, dónde y cómo hacerlo y luego sí, se procesa o transforma la información para extraer la Inteligencia correspondiente. Se trata de un proceso arduo y complejo, porque no se trata ya sólo de la prensa escrita, sino que también hay que buscar la información aparecida o escuchada en la radio, la TV, e Internet y la telefonía convencional y celular, a lo que hay que sumar el esfuerzo de la traducción rápida, veraz y oportuna, cuando se trata de textos en idiomas extranjeros; teniendo siempre presente que sólo se invierte de un 10 al 15 % del presupuesto total asignado a la Comunidad de Inteligencia en la búsqueda y reunión de la información de fuentes abiertas.
Se dirá que ahora existen equipos y sensores adecuados y fiables, pero detrás –o frente- a cada equipo debe estar el ser humano que sepa hacer su trabajo y sobre todo para y por qué lo está haciendo; en otras palabras debe haber personas motivadas y capacitadas para las misiones de OSINT.
Ahora bien, si es verdad que del 85 al 90 % de la Inteligencia global proviene de fuentes abiertas, parecería que los esfuerzos y estudios realizados para crear un organismo específico de esta actividad –llámese OSC u OSINT- no estarían desacertados como algunos piensan y que sería oportuno hacerlo cuanto antes... siempre de acuerdo con las tiranías presupuestarias...
Por ahora existe –desde el 1º de noviembre del 2005- un organismo dedicado especialmente a la OSINT, el OSC, ¿es ésta la última palabra en la materia? Dada la velocidad de la evolución tecnológica, no lo sabemos, pero sí sabemos que ya en el marco de la planificación de las operaciones militares de Inteligencia, hay un apartado específico que se refiere concretamente a ella.

OBRAS CONSULTADAS:

- Recopilación del Grl. P. von Lettow-Vorbeck: "El Espionaje y Contraespionaje
durante la Guerra Mundial" – Círculo Militar – Argentina - IV – 1935- durante la
Guerra Mundial" – Círculo Militar – Argentina - IV – 1935-
- Mario de Arcangelis: "Historia del Espionaje Electrónico" – Editorial San Martín,
Madrid, 1988.
- Charles E. Lathrop: "The Listerary Spy: The Ultimate Source for Quotations on
Espionage & Intelligence" – New Haven: Yale University Press, 2004.
- Joseph Markowitz: "The Open Source Role" – en Horizonts 1-2 –Summer.
1997.
- Mark M Lowenthal: "Intelligence. From Secrets to Policy", Washington DC-
CQPress - 2000.
- Stephen C. Mercado: "Sailing the Sea of OSINT in the Informetion Age" – en
"Studies in Intelligence Nª 3, 2004.
- Portal: "Open Source Acency". En UPDATE del 10.Nov,05.
- Robert D. Steele Vivas: "Open Source Intelligence: What is it? Why is it Important
to the Military?" en Proceding 1997, Vol I.
- Robert E White: "Call Off The Spies" en el "Washington Post" del 7.Feb.96
- Ferdinand Tuohy: "El Servicio de Informaciones" – Biblioteca del Oficial – Buenos
Aires, 1922.

> Otros artículos obtenidos por Internet

- "DNI and D/CIA announce establishment of the DNI Open Source Center" , del
8 de noviembre 2005.
- "What is Open Source Intelligence or OSINT" de Robert David Steele Vivas
- "Open Source-Intelligence and the Internet" de Mattihias Fuchs – Spring 2000.
- " Reexamining the distinction between OPEN Information and Secrets" de Stephan
C. Mercado.