Movimiento Independentista Canario: MPAIAC

Espacio dedicado a bandas residuales como el GRAPO o a terrorismos periféricos que no llegan a la entidad de ETA
Zigor
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 4773
Registrado: 07 Ago 2007 15:51
Ubicación: Más allá de donde la vista se pierde sobre el horizonte

Mensaje por Zigor »

de todas formas, tras leer el proyecto de constitución de la república federal canaria, con sus parlamentos pro cada isla y eso, mi ímpresión casi es que esto más que una amenaza a la seguridad (en cuanto al movimiento terrorista que fuera en su día) se podía poner casi en la sección de la cafetería, para echar unas risas, porque el tipo este resulta hasta gracioso, yo al menos casi me parto de la risa según iba leyendo, imaginándome en qué libros de ciencia ficción se ha fundamentado, ó si tal vez no debería sustituir algunos términos como "república federal" por "universo" ó "confederación intergaláctica de islas pertenecientes al archipiélago canario". Me pregunto si ya tiene definido si entre las facultades del Presidente de la República puede estar actualmente el solicitar la anexión voluntaria del continente africano a la república guanche, ó si hay un plazo para que si esto no se produce simplemente se ordene la invasión de toda África, de cara a afianzar la posición estratégica de la república a nivel mundial, como cuarto gran bloque frente a las actuales grandes potencias de EEUU, Europa y Japón, con el fin último claro de llegar a liderar el planeta tierra, el sistema solar, y por qué no, toda nuestra galaxia.

Es un error en tal caso adoptar el castellano como lengua oficial, ya que toda relación con España debe olvidarse como una simple anécdota, sería más conveniente adoptar una lengua neutra, internacionalmente reconocida, como el idioma "mesengue", creado por el ilustre personaje televisivo "Arlequín", quien estudió numerosas culturas ancestrales antes de definir tan exquisia lengua.

bueno, lo dejo ya, que se me están cayendo lágrimas de la risa XD saludos
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 »

Eso es para que veas la cantidad de iluminados que hay sueltos por el mundo. A mi lo más que me preocupa no es ese tipo, tampoco el movimiento independentista de las Islas, que debe rondar el "cero coma algo por ciento", en cambio me molesta más la deriva que ha tomado un diario como es El Día, que sin duda si lee mucha gente y puede crear un movimiento nacionalista más fuerte.

En menor medida me preocupa más algún contacto entre radicales islámicos y algún movimiento de estos en un futuro.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
Avatar de Usuario
elder
Oficial de Inteligencia
Oficial de Inteligencia
Mensajes: 309
Registrado: 14 Ene 2007 17:28

Mensaje por elder »

Pues no, no es para tomárselo a risa.

El victimismo, es un caldo de cultivo fácil para el nacionalismo (véase Cataluña). La insularidad de las Canarias (que no es sólo geográfica), partidos nacionalistas ya asentados y la creciente debilidad del gobierno central, hacen que no sea cosa de iluminados.

Sólo necesitáis un Joel Joan. :twisted:
De mi Dios vulneré diez mandatos, de mi Rey ninguno.
Zigor
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 4773
Registrado: 07 Ago 2007 15:51
Ubicación: Más allá de donde la vista se pierde sobre el horizonte

Mensaje por Zigor »

islas afortunadas no sólo se les llamaba por el clima, sino por lo afortunadas que eran en el sentido económico por los benefiios fiscales que las partes de España alejadas ó no conectadas físicamente con la península ibérica disfrutan, por la estabilidad que tiene para ser punto de mira turístico formar parte de una nación como España. Posiblemente hasta intervenir en la guerra de Iraq se podía ir por cualquier parte del mundo ostentando la nacionalidad española y que te llamaran "amigo", al menos así me lo aseguraba un amigo que fue capitán de buques petroleros durante años, y viajó mucho, recalando especialmente por países árabes.

Con todo lo que se diga, que le digan a los ceutíes y melillenses que si prefieren seguir siendo España ó se integran en Marruecos, verás lo que te dicen (que patuculopirulo, que se está muy bien siendo España). Conozco también a algún marroquí ya entrado en años, trabajador desde hace muchos en el País Vasco, que dice que en su zona natal en Marruecos todo era mucho mejor cuando era protectorado español (zona cercana a Tetuán).

La historia hizo que se ganaran las islas canarias allá por 1703 creo recordar (hablo de memoria) y así quedó la cosa, y las islas volcánicas son lo que son y dan de sí lo que dan, no es tierra fértil en exceso, y no les interesa que se rompa la estabilidad y seguridad que da el ser España, y que juntada con el buen clima las hace un destino turístico insuperable. El gofio gomero (mezcla de harinas de tres tipos de cereal ligeramente tostada para consumir en mezclas con otros alimentos, leche, ó agua, yo lo desayuno con leche por gentileza de un amigo que estuvo en canarias este verano y está riquísimo) se popularizó porque pasaban hambre en otras épocas, y era manera de conservar las harinas para el consumo racionado en el momento necesario, no podrían tener una economía autosuficiente, y serían pasto de empresas explotadoras de hidrocarburos rindiendo económicamente a real.

Así que con todo esto, nos vamos a tener que ir olvidando de las Islas Canarias, porque dentro de poco, el señor Cubillo va a lograr que se independicen, se acabó el recuadrito ese que ponemos en los mapas de España con las islas, que a tantos niños habrá hecho creer que son unas islas que se encuentran por debajo de las Baleares y encima de África, hacia el mar de Alborán ;)

Saludos cordiales
Tor
Apoyo Tecnico
Apoyo Tecnico
Mensajes: 79
Registrado: 23 Ago 2007 19:07

Mensaje por Tor »

El Día" anima a Canarias a acabar su "descolonización" y ofrece la segunda entrega de la república de Cubillo
El periódico tinerfeño "El Día" resucita el independentismo en su editorial al plantear que Canarias debe poner fin a su condición de territorio colonizado.
El periódico tinerfeño no sólo vuelve a ofrecer sus páginas a Antonio Cubillo para que desarrolle su idea de una república federal canaria, sino que, además, plantea que Canarias debe acogerse al proceso de descolonización abierto por la ONU.

El periódico tinerfeño 'El Día' cumple lo prometido dos días antes a sus lectores y desarrolla en su editorial su análisis de Canarias como un "territorio colonizado" que debe aspirar a la soberanía. Asimismo, el periódico publica la segunda entrega de la propuesta de república federal lanzada por el independentista Antonio Cubillo

El editorial lleva por título "2010: un mandato internacional que España olvida" y dice así:

"El 8 de diciembre de 2000 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el periodo comprendido entre 2001 y 2010 como Segundo Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo. Posteriormente, el 22 de diciembre de 2004, la propia Asamblea instó a los estados miembros a que colaboraran con el Comité Especial de Descolonización, citando en concreto el derecho inalienable de los habitantes de Anguila, las Bermudas, Guam, las Islas Caimán, las Islas Turcas y Caicos, las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Montserrat, Pitcairn, Samoa Americana y Santa Elena a la libre determinación según los planteamientos de la Carta de Naciones Unidas. En aquel momento, hace tan solo tres años, se reafirmó también que no existen alternativas a ese principio de libre determinación y se reiteró el llamamiento a los gobiernos con territorios coloniales para que, en colaboración con las autoridades locales, fomentasen la instrucción cívica con vistas a que la población tomase conciencia de su derecho al reconocimiento de la soberanía. Huelga decir que tal dictamen ha pasado desapercibido en España, con seguridad porque la administración estatal, que se sabe acreedora del mandato de la ONU, suspiró con alivio tras comprobar que las Islas Canarias no figuraban en el listado de territorios susceptibles de recuperar su soberanía. Pero esa sorprendente ausencia en el listado aprobado por la Asamblea General, que en ningún momento de la declaración se considera cerrado ni excluyente, no cabe achacarlo a un olvido, toda vez que en la mayor parte de los foros internacionales, incluidos no pocos países de la Unión Europea, se considera a Canarias un territorio ocupado, el último reducto de un proceso de descolonización que aún no ha finiquitado. El motivo de tan increíble ausencia, de que se haya obviado a uno de los reductos coloniales con mayor población del mundo, no es otro que la insistencia de la diplomacia española para evitar cualquier debate internacional acerca del derecho a la soberanía de un archipiélago que se encuentra a dos mil kilómetros de la metrópoli. Al incuestionable éxito del Ministerio de Asuntos Exteriores en este ámbito se suma el desvío del interés de la opinión pública española hacia conflictos provocados por nacionalismos artificiales y sin sentido como el vasco o el catalán, que se han valido de la violencia dialéctica y física para tornarse en supuestas cabezas de lanza de sendos movimientos soberanistas a todas luces ridículos y que en ningún momento encontrarían acomodo en el derecho internacional. Y, por supuesto, tampoco podemos quitar méritos a los servicios de inteligencia del Estado español, embarcados en una guerra sucia cuyo objetivo ha sido mitigar y erradicar en la medida de lo posible cualquier movimiento nacionalista insular, un empeño que se advirtió con especial ímpetu en la etapa de la transición, cuando uno de los principales quebraderos de cabeza del entonces inquilino del Palacio de La Moncloa, Adolfo Suárez, era la más que probable descolonización de Canarias en lo que se adivinaba como la culminación de un proceso lógico que había sido aplazado por la convulsa situación interna de España, que había desembocado en una cruenta guerra civil y posteriormente en las cuatro décadas de mando de Francisco Franco. Precisamente por ello, la jugada maestra del proceso por el cual se pretendía acabar con cualquier forma de rebelión contra el sometimiento al Estado español fue la inclusión de las islas como un territorio continental más dentro del entramado administrativo español. La conformación del denominado estado de las autonomías permitió calzar a Canarias en una estructura piramidal donde las decisiones importantes, como no podía ser de otra forma, se seguían tomando en los despachos de la capital. Como contrapartida, un estatuto de artificiosa autonomía posibilitaría, según el esquema de las cabezas pensantes de la época, entre ellas los ponentes de la Constitución de 1978, satisfacer las ansias de autogobierno de las Islas. Tamaña aberración, conceder a un archipiélago atlántico situado a dos mil kilómetros de distancia idéntico trato que a Galicia, Cataluña, Valencia o Andalucía, se ha convertido con el paso de los años en el principio del fin, habida cuenta que ha surgido un movimiento que, ahora sí, con el Estado español pacificado tras tres décadas de libertades, se muestra empeñado en que Canarias recobre la soberanía que hace seis siglos le arrebataron los conquistadores y que tan pésimamente se ha gestionado desde entonces.

Las anteriores consideraciones nos permiten apuntar tres ideas que resultan clave en la actual realidad de Canarias, la primera de ellas la imperiosa necesidad de instar desde las Islas a los organismos internacionales más relevantes, entre ellos a la propia ONU, a que desestimen las permanentes presiones de la diplomacia española y reconsideren el caso de Canarias como el de un territorio colonial con el inalienable derecho a recuperar su soberanía, tal fue el sentido de la declaración de la Asamblea General. Al mismo tiempo, tales foros deberán mirar hacia el Gobierno de España como actor principal de uno de los casos más flagrantes de colonización, y citarlo expresamente como se ha hecho, por ejemplo, con los mismísimos Estados Unidos por el caso de las Islas Vírgenes. La situación es tan evidente, tan flagrante, tan anómala dentro del derecho internacional, que Canarias tiene todas las posibilidades de ser considerada oficialmente como lo que es, un archipiélago colonizado, para lo que se contaría incluso con el apoyo de algunos de los más ilustres miembros de la Unión Europea. Los plazos de dicho proceso se encuentran ya estipulados: el año 2010 según el mandato de Naciones Unidas, por lo que resultaría imprescindible hacer todo lo posible para evitar que las autoridades estatales continuasen atrincheradas en su habitual postura de mirar hacia otro lado, de ensombrecer el ineludible proceso descolonizador canario con el protagonismo de otros supuestos conflictos nacionalistas que se suceden en territorios netamente españoles. Aparece entonces la segunda clave a la que nos referíamos anteriormente: la urgente necesidad de que Canarias se dote de representación directa ante los principales organismos internacionales, tanto la ya citada ONU como la Unión Europea, la OTAN, la OCDE o la OSCE. Sólo de esta forma, junto a una ingente labor de concienciación de la opinión pública española, europea y del resto del mundo a través de los medios de comunicación, será posible hacer frente a los permanentes embates de los diplomáticos españoles tratando de acallar todo aquello que suene a Canarias, máxime cuando tales voces piden un trato justo que conlleve la recuperación de la identidad como pueblo. En este apartado resulta imprescindible el empeño de la nueva administración canaria, que aunque controlada en parte por una organización estatalista y procolonial como el PP, cuyo principal desvelo es perpetuar el actual estado de cosas, debería asumir el reto de situar a las Islas como actor principal en los más relevantes organismos internacionales. Es necesario tener en cuenta que, en contra de lo que habitualmente se cree, el retraso del proceso de descolonización del Archipiélago poco tiene que ver con el papel del ejército o de las fuerzas de seguridad estatales, sino que depende casi en exclusiva del papel ejercido por la diplomacia española.

Y aparece entonces la tercera clave: la imprescindible sustitución del estatuto de autonomía, el texto que enmascara y oficializa la sumisión de Canarias al Estado español, por un estatuto especialísimo que contemple el reconocimiento de la soberanía del Archipiélago y que, al mismo tiempo, porque ese es el firme deseo de los canarios, establezca unos sólidos lazos sentimentales, culturales y económicos con una madre patria que, gestión estatal aparte, merece el respeto de la mayoría de los habitantes de las Islas. Y ello, como la ONU ha determinado, antes de 2010. Luego llegará el momento de decidir qué fórmula de organización se aplica, si la autonomía absoluta, una fórmula similar a la de la Commonwealth británica, la asociación libre o la confederación. Jamás desde estas páginas nos hemos precipitado a proponer un modelo cerrado, y mucho menos un texto constitucional, una iniciativa personal y totalmente respetable del líder independentista Antonio Cubillo con la que, por ignorancia o mala fe, se nos ha querido vincular, y de la que erróneamente se ha llegado a decir desde la prensa de Las Palmas, tan sumisa al orden estatal español, que nos hemos desmarcado, cuando la realidad es que jamás la hemos hecho nuestra porque creemos firmemente en el imperio de la ley, en el orden y en la democracia como únicos caminos para alcanzar la ansiada y justa soberanía. Precisamente por ello, porque nada más lejos de nuestra intención que trastocar la legalidad vigente, entendemos que la actual reforma del Estatuto de Autonomía puede convertirse en un paso intermedio hacia el logro del ansiado texto donde se reconozca la soberanía, pero jamás con las mentiras que se incluyen en él, con los tres monumentales embustes promovidos por la clase política de Las Palmas, delegada del poder estatalista en el Archipiélago, cuyo fin es mantener la división entre los canarios. Cómo, si no, puede considerarse la oficialización del apócope "gran" para denominar a la isla de Canaria, la tercera en superficie, que se caracteriza por su innegable habilidad para esquilmar el poder tinerfeño y por el mantenimiento durante décadas de una actitud servil hacia Madrid, prácticas a las que ha sumado un febril empeño por desdibujar la identidad de Canarias. Y llega el momento de aclarar, porque la demagogia parece sólidamente implantada en la clase política, sobre todo en el caso de personajes desairados como el ex presidente Román Rodríguez, que nada, absolutamente nada, tenemos en contra de los habitantes de Canaria, víctimas como el resto de quienes residen en este Archipiélago de una clase dirigente que mira hacia sí misma o allende el Atlántico, pero jamás hacia sus conciudadanos. Y esta puntualización, aunque contundente, probablemente sea necesario recordarla alguna vez más, igual que la referida a la petición de que se suprima "santa cruz" de la denominación de la capital tinerfeña, una contrapartida a la erradicación del "gran". Se trata, no podía ser de otra forma, de un comentario con ánimo jocoso que alguien ha realizado, y a quien le aclaramos, probablemente para su sorpresa, que nos parece estupendo, porque será el propio devenir histórico el que suprima "santa cruz". Ocurrirá cuando se institucionalice la unión entre Santa Cruz y La Laguna y el municipio resultante, el de mayor población de Canarias, se denomine, simplemente, Tenerife. Tiempo al tiempo.

Se suma a la anterior una segunda mentira, la enumeración de las Islas siguiendo el orden alfabético en lugar de la superficie, contraviniendo con ello la norma habitual y despreciando a Tenerife con el objeto de evitar una humillante comparación para la denominada "gran". Y, por último, la adulteración del escudo histórico de Canarias, donde por razones geográficas y orográficas obvias la representación tinerfeña siempre se distinguió del resto. Ahora, incomprensiblemente, se iguala. Y es que la política es una cosa muy seria, o debe serlo, y no sólo porque de ella dependa el progreso y el bienestar de la sociedad, sino también porque quienes la desempeñan en las altas esferas, tal es el caso de los diputados autonómicos, cobran, y muchísimo, por tal actividad. Por eso resulta del todo inadmisible que empleen el texto estatutario como si de un juguete se tratase, como si no tuviesen nada mejor que hacer que divertirse a costa de los demás, como si les fuera la vida en tratar de engañar a los ciudadanos a los que representan, pagándoles su confianza con una reforma que deja bien a las claras que en Tenerife, en Canarias, al contrario de lo que era costumbre en Roma, sí se paga a traidores".

[/quote]
Tor
Apoyo Tecnico
Apoyo Tecnico
Mensajes: 79
Registrado: 23 Ago 2007 19:07

Mensaje por Tor »

Esto es lo que escribe el periodico el "Dia" que se ha convertido en el mayor panfleto de estupideces que existe.
Habla de independencia y otro dia no para de insultar a la isla de Gran Canaria entrendo constantemente en contradicción, avivando el pleito insular.
Avatar de Usuario
elder
Oficial de Inteligencia
Oficial de Inteligencia
Mensajes: 309
Registrado: 14 Ene 2007 17:28

Mensaje por elder »

Como godo :D , desconozco la influencia de este periódico, pero el artículo entra dentro lo cómico o ridículo.
Por citar sólo un ejemplo:
Huelga decir que tal dictamen ha pasado desapercibido en España, con seguridad porque la administración estatal, que se sabe acreedora del mandato de la ONU, suspiró con alivio tras comprobar que las Islas Canarias no figuraban en el listado de territorios susceptibles de recuperar su soberanía
Suspiró con alivio... uffffff
De mi Dios vulneré diez mandatos, de mi Rey ninguno.
Avatar de Usuario
ZULU
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 1616
Registrado: 11 Ene 2007 13:05

Mensaje por ZULU »

El independentismo anida en Canarias

http://www.abc.es/20071007/nacional-nac ... 70250.html
EX NOTITIA VICTORIA
“Non aurum sed ferrum liberanda patria est”
EXPLURIBUS UNUM
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 »

Ya te digo, que no tienen base social que les apoye en nada, son 4 iluminados, gracias a Dios sin un seguimiento de población en sus espaldas.

Desde mi punto de vista, el mayor peligro de esa gente viene a través de las colaboraciones que puedan entablar.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
Zigor
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 4773
Registrado: 07 Ago 2007 15:51
Ubicación: Más allá de donde la vista se pierde sobre el horizonte

Mensaje por Zigor »

dada la facilidad con que los movimientos antisistema entablan relaciones de apoyo ante "la opresión de los estados" el mayor peligro de lo de canarias sería que hagan de apoyo al refugio de etarras y batasuneros, porque lo que es problema en sí ellos no creo que lo constituyan. No sería descabellado que pudiesen ver a los camaradas etarras como amigos a los que apoyar, a cambio de apoyo también cuando fuera preciso por las estructuras del entorno de ETA, podría ser un punto a pre-estudiar para prevenir.
Responder

Volver a “Terrorismos Residuales”