También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Dedicado a los Servicios y Agencias de Información e Inteligencia de todo el Mundo.
Picaporte
Curioso
Curioso
Mensajes: 14
Registrado: 18 Ene 2007 03:00

También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por Picaporte » 26 Ene 2007 17:35

Era el mes de junio de 1988 y me encontraba en Moscú junto al cardenal Casaroli, con motivo de la celebración del Millennium cristiano de Rusia.

Habían pasado sólo tres años desde que Gorbachov llegara al poder, Wojtyla y su Perestroika aún no era más que una hipótesis. A las 16:30, recibí una llamada en la habitación del hotel Sovietskaya, donde me alojaba. Al principio la voz empezó a hablarme en ruso, pero después, ante mi petición de pasar al inglés, oí que me respondía: "¡Niet!". Entonces le pedí que me hablara en francés, italiano o español, pero a cada una de mis propuestas la voz repetía: "¡Niet!". La conversación habría terminado allí si, en ese momento, no me hubiese pedido que hablara en latín. Yo respondí con cierto embarazo: "Intelligo". Él continuó diciendo: "Ego episcopus ucrainum sum" [Soy un obispo ucraniano].

Me dijo que se llamaba Ivan Markitis. Me explicó que había leído en Pravda un artículo sobre la presencia en Rusia de una delegación católica y que había viajado a Moscú desde Ucrania para reunirse con nosotros. Yo pensé que seguramente la KGB había grabado la llamada. Dos días después Gorbachov nos iba a recibir en el Kremlin, ocasión que fue la primera piedra del recorrido que condujo, un año más tarde, al histórico encuentro con Juan Pablo II en el Vaticano. Luego comprobé el nombre que la persona me había dado y ví que no correspondía a ningún obispo que conociéramos. En ese momento, después de haber reflexionado largo rato, decidí no reunirme con él. Pensé que nuestro encuentro habría supuesto su fin.

También en otra ocasión tuve una experiencia semejante. Era 1995 y yo estaba en Pekín para participar en la Conferencia Internacional sobre la Mujer, organizada por la ONU. En el Palacio de Congresos, donde tenía lugar la iniciativa, se me acercó una joven china, quizá fingiendo ser periodista, que hablaba un inglés muy rudimentario. Me dijo que era católica y que quería informarme de que tres obispos underground [clandestinos] habían sabido de nuestra presencia y querían vernos.
Expliqué a mi interlocutora que nosotros no tendríamos problemas para reunirnos con esos prelados, porque nos protegía el estatus diplomático, pero que esas personas habrían sido detenidas inmediatamente.

También en aquella ocasión decidí no mantener ese encuentro.

En definitiva, según he aprendido, también directamente, durante mis estancias en Polonia a principios de los años ochenta, hay que conocer bien la situación de esos mundos para situar los hechos en su justa perspectiva.

En este sentido, los motivos que ha dado el nuevo obispo polaco sobre la posibilidad de estudiar en el exterior o de garantizar su propia seguridad personal describen una situación, una lógica, que en ese momento estaba muy difundida en los países del Este. Wielgus nunca habría podido obtener los visados para estudiar en la Universidad de Munich si no hubiera aceptado el compromiso que le ofrecía el régimen. Y esta condición era común a muchos otros conciudadanos suyos, sacerdotes o no.
En esos países, la situación para muchos sacerdotes y obispos era muy difícil de llevar y muy fácil de explicar: se vivía en una tensión continua entre el heroísmo y el compromiso. Y no era una lucha en la que hubiera que decidir una vez por todas: la decisión debía renovarse al menos cada día y a menudo varias veces al día. Todo dependía del capricho ideológico del poder. Antes de 1957, muchos sacerdotes fueron torturados o desaparecían y eran asesinados. Después de 1957, primero con Gormulka y luego con Gierek, sólo se arriesgaban al ostracismo, la soledad impuesta, la prohibición sistemática de estudiar en cualquier universidad extranjera y la imposibilidad de tener un pasaporte de su propio país.
La percepción de toda esta realidad estaba muy clara también para el hoy más famoso sacerdote de Polonia: Karol Wojtyla. Pero él nunca había aceptado ningún compromiso con el régimen comunista. Hay que decir que tenía una gran ayuda en su extrema pobreza, lo que le hacía inmune a cualquier chantaje: no tenía nada, no le podían ofrecer nada. No deseaba nada; por lo tanto, no se le podía chantajear. Él nunca accedió a implicarse, aunque conocía a fondo las dificultades que había que afrontar para sobrevivir en Polonia.

Se puede decir que, en el fondo, su comprensión de las dificultades del prójimo formaba parte de su profunda espiritualidad, de su profunda libertad y, finalmente, de su misma vida de fe. Su reacción frente a los hechos que veía era un ejemplo de su forma de ser y de su rica experiencia vital, muy comprensiva hacia los demás. "Hay que aprender a perdonar", me dijo una vez refiriéndose a estos hechos. Y lo decía él, que no necesitaba ningún perdón por las "culpas" de tantos en aquellos años. Y esta actitud para justificar algunas elecciones de esos años permaneció en él también cuando, años después, tuvo que ejercer el perdón en nombre de toda la Iglesia.

Pero él, ciertamente, había elegido otro camino. Wojtyla había vivido en el ecosistema de la mentira institucionalizada, desde el día de su ordenación como sacerdote hasta el de su elección como Papa. Todos los años de su formación y desarrollo de su personalidad habían tenido como humus este ambiente social y cultural. Creo que sólo las características de su persona han sido el verdadero motivo por el que Wojtyla eligió un camino distinto del de tantos otros.

Desde luego, tuvo que recurrir a pseudónimos para publicar sus poesías, sus obras de teatro y sus ensayos de antropología personalista, incluso para realizar su estrategia de enfrentamiento al régimen. Pero no recurrió al anonimato para esconderse o para aceptar subterfugios, sino para poner en práctica con mayor libertad su lucha, centrada en el sentido de la cultura, por la educación y los valores en los que creía, sin tener que exponer pública y oficialmente a la Iglesia a riesgos inútiles.

Su elección "diplomática" fue en el fondo muy poco diplomática, aunque al final se vio coronada por el éxito, por ser portadora de una visión más rica en humanidad. En efecto, el profundo respeto que todos tuvieron a Juan Pablo II, también con ocasión de su muerte, estaba muy ligado a su carisma y a su peculiar forma de ser tan comprensivo hacia los demás, pero tan intransigente en las elecciones fundamentales. Esta actitud la entendían perfectamente también quienes no le amaban: infundía respeto y, al final, admiración. En aquellos años, el cardenal Wyszynski pedía sistemáticamente a los jóvenes sacerdotes que suscribieran un compromiso formal de lealtad hacia la Iglesia en Polonia. A Wojtyla no se lo pidió nunca y Wojtyla nunca formalizó compromisos de este tipo. No era necesario. Wyszynski lo sabía y lo sabían también todos los demás sacerdotes. Y lo sabía él mismo. Una vez le oí hablar, con un velo de ironía, sobre las veces en que le había convocado la policía y sobre los inevitables y frecuentes interrogatorios.
Le preguntaban sobre su posición en política, en la sociedad, en la estructura del poder. Él no tenía prisa en sus respuestas. Y hablaba del hombre con una concepción personalista, citando a algunos de los pensadores contemporáneos, pero también la ética de Aristóteles, e incluso la política de Platón. Luego distinguía entre la ética de los valores en Max Scheler y los peligros de un solipsismo que se concretaba en el "reflexionar sobre la reflexión". Naturalmente, los funcionarios no entendían nada de esos largos monólogos. Al final le dejaban irse: "No es peligroso", anotaban en sus apuntes. "Y pensaban –me decía años después riendo– que algún día yo habría podido colaborar".
No es casualidad, por ejemplo, que Karol Wojtyla haya sido el único obispo polaco que obtuvo el pasaporte con el visado para participar en todas las sesiones del Concilio Vaticano II. Al principio, las autoridades polacas pensaban erróneamente que habría cedido y aceptado alguna forma de encuentro con el régimen, y se pasaría, si no a su bando, al menos a una parte gris e intermedia; es decir, a ese ámbito borroso que normalmente llamamos "tierra de nadie". Probablemente el aparato político había tenido en cuenta la habilidad diplomática y la grandeza de pensamiento del interlocutor, pero desde luego se le escapaba su visión del hombre y sobre todo su libertad espiritual.

Cada vez que se ponían en duda los valores fundamentales, ya no era el momento de discutir sino de afirmar la verdad. Cuando no existe libertad en el aire que se respira, pensaba, la única forma de sobrevivir consiste en no traicionar la verdad que se lleva dentro, porque en la defensa y la protección de la verdad interior está la única forma de libertad que es realmente esencial al ser humano. Wojtyla no sólo decía la verdad, sino que más bien vivía en la verdad: la verdad que el ecosistema totalitario de esos años ahogaba de forma sistemática con la mentira estructurada. Y al ser tan libre interiormente, nunca fue sometido a ninguna esclavitud, ni siquiera a esas formas de pequeña esclavitud que tan comunes eran a su alrededor para, como decían, poder seguir adelante. Escuchando sus narraciones de aquellos años, se tenía la evidencia de la extraordinaria elegancia con la que había llevado el peso que de una u otra forma todos soportamos: el peso de ser hombres. El valor y la coherencia hasta el heroísmo, como todos sabemos, son virtudes, y no todos disponen fácilmente de ellas.
Por esto, y sobre todo por ese "hay que aprender a perdonar" que más de una vez escuché a Juan Pablo II al referirse a aquellos años, creo que la mayor dificultad consiste no en juzgar –empresa siempre arriesgada– sino en comprender. O al menos en intentar comprender. Lo que no excluye la admiración y quizá también la gratitud hacia quienes, en la ambivalencia entre la comprensión y el heroísmo, han elegido el camino de la verdad.

DeGaulle
Colaborador
Colaborador
Mensajes: 30
Registrado: 05 Ene 2015 10:38

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por DeGaulle » 17 Ene 2015 12:55

Personalmente, considero a Juan Pablo II el supremo títere de la CIA en el Vaticano (de la CIA y del Opus).

Nunca investigó la pedofilia y pederastia en la Iglesia. Impidió que la Justicia investigase a los prelados imputados por ello. Los apartaba de la Justicia, los protegía. ¿Por qué? ¿Existían orgías con menores en el Vaticano? ¿Son ciertas las acusaciones de los años 80?

Zigor
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 4641
Registrado: 07 Ago 2007 15:51
Ubicación: Más allá de donde la vista se pierde sobre el horizonte

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por Zigor » 18 Ene 2015 00:28

Era la costumbre en la época, en general. En los tiempos del papado de Wojtila ni estaba bien visto criticar en ex ceso a la iglesia católica en el mundo occidental, ni en la sociedad se salía del armario, ni se sacaban a la luz trapos sucios como la pedofilia, y en concreto tampoco de la pedofilia en el seno de la jerarquía eclesiástica. Con eso quiero decir que podía ser una costumbre general en la Iglesia que simplemente Wojtila no se preocupó demasiado en cambiar, por no decir nada, porque estaba ocupado en otros asuntos de alta política, en cerrar digamos el siglo XX solucionando otros males del mundo.

En efecto la política de apartar del sitio a los que cometían esos actos, y taparlo todo como si aquí no hubiera pasado nada. No es sino hoy en día, para que veamos que a las sociedades les cuesta cambiar la visión general, cuando, bastantes años más allá de alcanzar la mayoría de edad los menores que fueron objeto de abusos en el seno de la Iglesia católica, han venido denunciando. En otro tiempo, quizá no sól habría sido considerado un inútil embestir a la poderosa Iglesia sino una forma de ridículo y descrédito de la persona denunciante, para problemas en sí. Algo parecido a lo sucedido con la violencia de género. No le pintaría tan malo digamos a aquel Papa, tiraba a lo que tiraba, pero es seguro que un político tan influyente, que parece no serlo, no puede abarcarlo todo. El siguiente Papa estaba muy mayor ya y se encontraba con mucho freno en la parte más oscura y facinerosa de la curia, y el actual, es del ala de izquierda, y sus aportaciones a la política mundial van por otro lado. Lo que el otro hizo para la caída de la URSS (ahí es donde se le puede conectar con la CIA), el actual lo ha hecho para la reconciliación de Cuba y EEUU.
".............Jakitea irabazteko............."
JO TA KE, SUGEA ZAPALDU ARTE !!!

VIKING 1
Jefe de Analisis
Jefe de Analisis
Mensajes: 391
Registrado: 16 Ene 2014 18:25
Ubicación: EN EL PLANETA MARTE

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por VIKING 1 » 18 Ene 2015 14:09

Completamente indecentes las afirmaciones de algunos contra la figura historica de Juan Pablo II. Deberían haber vivido bajo el comunismo de genocidas y pedofilos como Laurent Beria y Stalin antes de abrir la boca.

Avatar de Usuario
kue
Oficial de Inteligencia
Oficial de Inteligencia
Mensajes: 321
Registrado: 16 Mar 2009 17:36

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por kue » 19 Ene 2015 10:33

VIKING 1 escribió:Completamente indecentes las afirmaciones de algunos contra la figura historica de Juan Pablo II. Deberían haber vivido bajo el comunismo de genocidas y pedofilos como Laurent Beria y Stalin antes de abrir la boca.


¿Indecentes porque?

Indecente, falso y fariseo (ya que hablamos del Vaticano) él por permitir, excusar, omitir, acallar y mirar para otro lado, todo lo relacionado con los HDP pedófilos que tenia al lado.....o detrás soplandole la nuca.

Y si es verdad que no lo sabia (algo que no se lo cree ni Dios), vaya mierda de dirigente de la Iglesia, que no sabe ni lo que pasa en su casa.

Por cierto,¿porque debo vivir bajo el comunismo de genocidas pedófilos para poder criticar a la curia romana pedófila e inmoral y a su dirigente?
La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.

Voltaire.

VIKING 1
Jefe de Analisis
Jefe de Analisis
Mensajes: 391
Registrado: 16 Ene 2014 18:25
Ubicación: EN EL PLANETA MARTE

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por VIKING 1 » 19 Ene 2015 12:31

Hacer acusaciones tan gravisimas contra el Santo Padre y su memoria es algo que no te pienso consentir. Y mucho menos sin pruebas de lo que afirmas.

Juan Pablo II fue siempre el primer defensor de los jovenes y no digamos de los niños. Puedo asegurarte que si algo no toleró fue la pederastia en la Iglesia y se tomaron las medidas adecuadas ciertamente. Cuestión diferente es que lo realizará con inteligencia y discreción no dando carnaza y publicidad que es precisamente lo que los enemigos de la iglesia buscan.

"Lo peor de un idiota es que él se cree normal e idiotas los demás".

Emerson.

Avatar de Usuario
kue
Oficial de Inteligencia
Oficial de Inteligencia
Mensajes: 321
Registrado: 16 Mar 2009 17:36

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por kue » 19 Ene 2015 13:29

VIKING 1 escribió:Hacer acusaciones tan gravisimas contra el Santo Padre y su memoria es algo que no te pienso consentir. Y mucho menos sin pruebas de lo que afirmas.

Juan Pablo II fue siempre el primer defensor de los jovenes y no digamos de los niños.( :lol: :lol: :lol: por el interés te quiero Andres) Puedo asegurarte que si algo no toleró fue la pederastia en la Iglesia y se tomaron las medidas adecuadas ciertamente (como esconderlo y renegar de las victimas). Cuestión diferente es que lo realizará con inteligencia (lo dudo) y discreción (y tanta) no dando carnaza y publicidad que es precisamente lo que los enemigos de la iglesia buscan.

"Lo peor de un idiota es que él se cree normal e idiotas los demás". Gracias por demostrarlo :mrgreen:

Emerson.


1º Santo Padre......será para tí.
2º El que tú me consientas o no algo....imagínate por donde me lo paso.
3º Dime que coño hizo contra la pederastia....si no es callarse como un mísero.

http://www.jornada.unam.mx/2014/04/28/politica/005a1pol
http://www.ellibrepensador.com/2014/04/ ... ederastas/
http://eleconomista.com.mx/sociedad/201 ... tia-maciel
http://www.nacion.com/mundo/latinoameri ... 58990.html

Y no sigo......porque podria estar hasta mañana poniendo enlaces y noticias.
La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.

Voltaire.

VIKING 1
Jefe de Analisis
Jefe de Analisis
Mensajes: 391
Registrado: 16 Ene 2014 18:25
Ubicación: EN EL PLANETA MARTE

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por VIKING 1 » 19 Ene 2015 14:04

Pues me pasaré lo que dices ... por cierto sitio también. Y aqui paz y después gloria.

Disfruta del día.
:D

Avatar de Usuario
kue
Oficial de Inteligencia
Oficial de Inteligencia
Mensajes: 321
Registrado: 16 Mar 2009 17:36

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por kue » 19 Ene 2015 14:09

VIKING 1 escribió:Pues me pasaré lo que dices ... por cierto sitio también. Y aqui paz y después gloria.

Asi, asi....un tio con iniciativa :lol: :lol:
VIKING 1 escribió:Disfruta del día.
:D

No lo dudes.... :wink:
La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.

Voltaire.

VIKING 1
Jefe de Analisis
Jefe de Analisis
Mensajes: 391
Registrado: 16 Ene 2014 18:25
Ubicación: EN EL PLANETA MARTE

Re: También lo intentaron con el Papa Wojtyla

Mensaje por VIKING 1 » 19 Ene 2015 14:15

Perdona dudar lo dudo mucho que lo disfrutes ... :mrgreen:

Responder

Volver a “Servicios Secretos y Agencias de Espionaje”